Lista de libros
Ir a la página


Rimas. Gustavo Adolfo Bécquer.         Página 2


el gótico blasón



Penacho de su yelmo de granito,

la yedra que colgaba en derredor



daba sombra al escudo en que una mano

tenía un corazón



A contemplarle en la desierta plaza

nos paramos los dos

Y, ése, me dijo, es el cabal emblema



de mi constante amor



¡Ay!, y es verdad lo que me dijo entonces:

Verdad que el corazón

lo llevará en la mano, en cualquier parte

pero en el pecho no





¡Los suspiros son aire y van al aire!

¡Las lágrimas son agua y van al mar!



Dime, mujer: cuando el amor se olvida,

¿sabes tú a dónde va?





Primera voz



Las ondas tienen vaga armonía,

Las violetas suave olor,

brumas de plata la noche fría,

luz y oro el día,



yo algo mejor;



Página anterior | Página siguiente