Lista de libros
Ir a la página


El caso de la doncella perfecta. Agatha Christie.         Página 1



El caso de la doncella perfecta



Agatha Christie



-Ah, por favor, señora, ¿podría hablar un momento con usted?


Podría pensarse que esta petición era un absurdo, puesto que Edna, la doncellita de la señorita Marple, estaba hablando con su ama en aquellos momentos.


Sin embargo, reconociendo la expresión, la solterona repuso con presteza:


-Desde luego, Edna, entra y cierra la puerta. ¿Qué te ocurre?



Tras cerrar la puerta obedientemente, Edna avanzó unos pasos retorciendo la punta de su delantal entre sus dedos y tragó saliva un par de veces.



-¿Y bien, Edna? -la animó la señorita Marple.



-Oh, señora, se trata de mi prima Gladdie.



-¡Cielos! -repuso la señorita Marple, pensando lo peor, que siempre suele resultar lo acertado-. No... ¿no estará en un apuro?



Edna se apresuró a tranquilizarla.



-Oh, no, señora, nada de eso. Gladdie no es de esa clase de chicas. Es por otra cosa por lo que está preocupada. Ha perdido su empleo.



-Lo siento. Estaba en Old Hall, ¿verdad?, con la señorita... o señoritas... Skinner.



-Sí, señora. Y Gladdie está muy disgustada... vaya si lo está.


-Gladdie ha cambiado muy a menudo de empleo desde hace algún tiempo, ¿no es así?


-¡Oh, sí, señora! Siempre está cambiando. Gladdie es así. Nunca parece estar instalada definitivamente, no sé si me comprende usted. Pero siempre había sido ella la que quiso marcharse.




Página siguiente